Skip to content

Migración: Cortando las esquinas

septiembre 5, 2011

La migración es un asunto de centro versus periferia donde las fronteras solo profundizan las barreras a sobrevivir. Así como tenemos la migración de Nicaragüenses a Costa Rica, igual tenemos la migración del campo a la ciudad, y de las ciudades del interior a la capital. Obviamente las distancias solo son uno de los obstáculos que crecen exponencialmente al cambiar el tipo de migración.

La migración esta globalizada, pero siempre encontramos esta relación de dependencia centro-periferia. Internacionalmente toma la forma de un efecto rezagado para las colonias. Aunque España tiene un magnetismo especial para los profesionales nicaragüenses cursando postgrados, no podemos negar que Estados Unidos es el mayor polo de emigración. Podemos discutir sobre nuestra independencia actual, pero difícilmente, con esos síntomas, no podemos negar que hemos padecido ser periferia de Estados Unidos.

Uno de los puntos más importantes en el fenómeno de la migración es: Cortar la esquinas. Todas las empresas buscan como ofrecer a sus clientes menores precios. Si las regulaciones ambientales van hacia arriba, lo que puede bajar son los salarios. Las empresas siempre comparan cuanto produce un empleado contra cuanto le pagan, de esta manera mantienen un equilibrio. Al menos esa es la teoría. Por otra parte las personas tienen necesidades y se compara cuanto requiere otro empleado contra las necesidades propias. La misma realidad percibida desde distintos puntos de vista. Requiere menos quien acepta trabajar por menos? Es un saboteador que esta bajando el precio de la mano de obra?

Bajar los precios tiene otros componentes como el volumen. Se vuelve trillado el tema de la migración nica hacia Costa Rica. Pero los supermercados están brindando a vegetales, lácteos, salsas y hasta la sal. Luego de todo un proceso de mejorar la sal nacional, con promesas rotas y altos costos, hoy es posible encontrar sal tica más barata que la nica. Lo mismo sucede con otros productos. Economías de escala que permiten eficiencias de operación. Si no aprovechan esa ventaja para mantener salarios, igual la población recibe los beneficios de mejores productos a menor precio. Pero que producto tomará del estante la próxima vez? Revisará la etiqueta para ver confirmar lugar de origen?

Pero más importante es que si uno inicia con un cuadrado a cortar esquinas, llegará un punto que tendrá un círculo sin más esquinas que cortar.

Una de las grandes diferencias que encuentro entre las migraciones europeas y las que ocurren en nuestro continente tiene que ver con la pirámide de edad. La sociedad envejecida europea requiere de mano de obra joven que aporte a su seguridad social. A nivel macro-económico es obvio, pero a nivel social esa verdad no ha calado. Aun los jóvenes emigrantes son ladrones de puestos de trabajo. Algunas veces de trabajos de bajos ingresos que nadie quiere hacer, pero aun son visto como usurpadores. Otras veces de trabajos altamente especializados en tecnología, despertando envidia. La otra cara de la moneda es la fuga de cerebros que harán falta para sacar a nuestros países del subdesarrollo. Pero la intolerancia no solo afecta a los inmigrantes, cuando el nivel de desempleo baja y hay presión sobre la asistencia social, los mismo brindadores de ayuda son victimas de la frustración del desempleado local. Aún los europeos no han asimilado como ha cambiado el mundo, como nación no son protagonistas sino que son números para las grandes corporaciones que buscan escenarios más rentables. Las grandes corporaciones no tienen compatriotas que proteger.

El futuro de la migración esta cambiando. Las telecomunicaciones permite migración de servicios como soporte técnico, atención de llamadas. Un Call center paga sueldo bajos comparado a sus casas matrices, pero en nuestro microscópico producto per-cápita resulta exorbitante. La nube y los servicios sin ubicación física definida requieren configuración y soporte que puede hacerse desde cualquier parte del mundo sin cruzar fronteras. Es como la cima del capitalismo donde unos pocos dueños de la infraestructura y equipos ahora pueden contratar sin fronteras al mejor postor. En esta subasta de contratos el ganador es el que oferta el precio más bajo. Ganar en dolares y vivir en córdobas es el sueño dorado. Pero su avance es lento y la cantidad de candidatos aptos para estos trabajos que requieren manejo de idiomas y tecnología son limitados. Una nueva tendencia a revisar periódicamente su efecto en la migración.

Tomado del blog de Neville Cross

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: