Skip to content

Un día más, un día menos

septiembre 23, 2011

“No puedo evitar ver tus fotos y pensar en que pronto, además de verte podré tocarte y respirarte, te amo Pablo y sigo contando los días ..784″.

Lo peor de tener una relación a distancia, no es que no esté con vos, es que nadie te cree que sólo está con vos. Y todo gracias a estos famosos refranes como: amor de lejos amor de pendejos o amor de lejos felices los cuatro. Mi novio y yo, no sólo tenemos una relación a distancia, sino que hemos logrado una relación exitosa durante dos años.

Siempre me había preguntado cómo muchos matrimonios podían mantener una relación sin verse o tocarse durante años, todo ese sacrificio por el bien de la familia, por la necesidad económica en su mayoría. Sin un tiempo definido, sólo con la idea de que algún día volvería. Duro pero real.

Y aquí estoy, con apenas 20 años, no casada pero si en una relación que no la mantiene viva un papel legal sino (demasiado cursi pero es verdad) el amor y el enamorarse a diario. Y allá está él, un joven de 23 años en lucha de su prematura independencia, por lo que ha asumido responsabilidades a tan corta edad y que lo han hecho madurar a las malas.

Quizás no pueda describir en esta nota, lo que en verdad implica migrar hacia otro país con el único objetivo de trabajar para ahorrar y hacer algo con él al regresar, pero sí puedo expresar lo que significa migrar de amor y quedarte en donde estás, sí puedo decir que aunque él se haya ido y yo quedado, quien migra no es sólo él y quien se queda no sólo soy yo.

Las relaciones a distancia requieren de un gran compromiso, pero más aun se trata de confianza. Y es que ahora con esto de la web 2.0 junto con las nuevas tecnologías, skype, facebook, twitter no sólo lo tengo en mi computadora, sino también en mi celular, lo que facilita las cosas, lástima que aún  no se ha inventado la manera de al menos simular un contacto físico, pero aquí seguimos, más fuertes que nunca.

Todas las mañanas me levanto pensando en que es otro día más sin vos a mi lado, pero un día menos en la espera. Son tantas las cosas que pasan en dos años, pero que no pasan sin vos, aquí o donde sea que estés.

Tomado del blog de Anabell Zavala

One Comment leave one →
  1. Manuel permalink
    septiembre 23, 2011 7:46 pm

    Me logro identificar con Anabell, ya que estoy en una situacion muy parecida, con dos diferencias basicas: primera es que el que vive afuera soy yo, mientras que mi esposa se quedo alla, y segundo porque llevamos 8 años separados. “Amor de lejos, amor de pendejos”, no se, quizas para algunos. Para mi es segulr enamorado de aquella persona, es respetarla como ella lo ha hecho conmigo. Es confianza mutua. Es dificil, ya lo creo, doloroso, pero el amor todo lo puede, y si Dios es el centro de tu vida, entonces todo es posible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: